Meditación caminando

Estamos presentes en cada paso

Siempre que caminemos, podemos practicar la meditación, es decir: sabemos que estamos caminando. Caminamos por el hecho de caminar. Caminamos libres, sólidos, sin prisas. Estamos presentes en cada paso.

Caminar así no debería ser un privilegio. Deberíamos poder hacerlo en todo momento. Mira a tu alrededor, contempla la inmensidad de la vida, los árboles, las nubes blancas y el cielo infinito. Escucha los pájaros. Siente la fresca brisa. La vida nos rodea, estamos vivos, sanos, podemos caminar en paz.

Hojear todas las prácticas