Al despertar, sonrío

Me comprometo a vivir cada momento plenamente

Al despertar por la mañana y abrir los ojos, podemos recitar este gatha. Podemos comenzar el día con la alegría de una sonrisa y la aspiración de dedicarnos al camino del amor y de la comprensión. Somos conscientes de que el día de hoy es un nuevo y fresco día y de que tenemos veinti­cuatro preciosas horas para vivir.

Podemos intentar levantarnos de inmediato, tras tres profundas respiraciones que nos traigan a la plena consciencia. No demoremos el despertar. Quizá nos agrade sentarnos derechos y dar un suave masaje a nuestra cabeza, cuello, hombros y brazos para reavivar la circulación. Podemos hacer unos estiramientos para soltar las articulaciones y despertar el cuerpo.

Hojear todas las prácticas

Esta mañana, al despertar, sonrío. Ante mí, veinticuatro preciosas horas. Me comprometo a vivir cada momento plenamente y contemplar a todos los seres con los ojos de la compasión. Poema de práctica: 'Al despertar esta mañana'