vivir despiertos

3/12/16 por Ceo, Amai, Ana, Katie, Julian y Gwendolin

Celebrando el día de muerto

Queridos amigos, queremos compartir con ustedes los días que más nos gustan en la tradición mexicana y de los más importantes: Los días de muertos.

El día de muerto en la tradición mexicana es un momento para reconectarnos con la vida al recordar a nuestros seres amados que han partido. La celebración se realiza en los últimos días de octubre y los primeros cinco días de noviembre. Antes del primero de noviembre se coloca un altar que es un espacio con elementos que le gustaban al ser amado que partió, como su comida favorita, libros, bebidas, así como elementos que son característicos de nuestra cultura, como sal, agua, papel picado y una cruz (en algunos estados del país la celebración es distinta). La ofrenda (altar) es un espacio colorido, alegre para recibir a los seres amados con calidez.

Los familiares que preparan el altar lo hacen con cuidado y con amor se conectan con el sentimiento de amor hacia el ser que partió, además del regocijo de su corazón al saber que visitará su espíritu nuevamente su hogar en la tierra. Es saber que existe algo inmaterial que persiste a lo largo del tiempo que aunque no se ve se puede sentir. Y no son días tristes; son días de recordar los momentos bellos que se compartieron con los seres amados que fallecieron; por eso algunas familias se reúnen entorno al altar para platicar de recuerdos hermosos, otros llevan mariachi para cantarle a su ser amado, o rezan pidiendo a Dios por el descanso de sus seres fallecidos.

Con el motivo de día de muertos amigos de Wake Up Puebla ayudaron al Colectivo El Huacal a la puesta de una ofrenda colectiva en el mercado tradicional Héroes de Puebla. Es un mercado donde venden frutas, verduras, dulces, cazuelas de barro, entre muchos cosas más de nuestra cultura (el mercado proviene de la cultura prehispánica y su dinámica es distinta a la de un supermercado). Actualmente El Colectivo El Huacal realiza un trabajo de psicología comunitaria para rescatar el mercado en conjunto con sus locatarios como un espacio cultura (por el consumo masivo en grandes cadenas de supermercados los mercados tradicionales en México estan desapareciendo). Además de la puesta de la ofrenda se pintaron caritas de los niños y niñas de catrinas (versión en caricatura de la muerte, como una calavera sonriente). Sobre esta experiencia, nuestro amigo Ceo comenta:

“Creo que de todo se aprende. Con franqueza antes de ir tenía la idea de que yo les daría algo, que yo les ayudaría, sin embargo la gente del mercado, los niños, me ofrecieron mucho más a mi, son personas amables y agradecidas, con mucho ímpetu y ganas de hacer las cosas. Me recuerda algo que a pesar de la práctica olvido con frecuencia, si tratas a los demás con atención y compasión; elles lo harán contigo, y al final creo que de lo que se trata es de compartirnos mutuamente lo bueno que podamos dar.”

Nuestra amiga Ana Yoselin es la experta en maquillaje. Decoró a los niños y niñas con bonitos elementos de colores; fueron alrededor veinte pequeños muy contentos con su maquillaje, dibujando calaveritas y realizando poemas literarios. Nuestra amiga comenta sobre la experiencia:

“El hecho de realizar una de mis actividades favoritas con un propósito muy bello dejó un cosquilleo tan bonito que ni el frío sentí. Está claro que estar en la sangha no es solo meditar y listo. Hay muchas experiencias, vivencias y oportunidades que la vida nos da y no hay nada mejor que disfrutar el presente y disfrutar lo que la vida nos da en atención plena.”

Amai y Julian (hermanos mayores de la sangha de Wake Up Puebla) nos sentimos agradecidos con los amigos de Wake Up. Ya que formamos parte de El Colectivo El Huacal, al contar con nuestros amigos sentimos la presencia del interser, celebrando la presencia de nuestros amigos en esta oportunidad llamada vida, nutriendo las redes de apoyo a las distintas causas y sentires de las distintas comunidades.

Concluimos con las palabras de nuestra amiga Katie (integrante de la Sangha) sobre este evento:

“Creo que es una tradición que nos une como cultura y nos brinda muchas oportunidades de unirnos y pasar momentos de alegría y diversión. Además del significado emocional y espiritual de dar nuestro amor incluso aquellos que aparentemente ya no están con nosotros. Y en su honor nos recordamos darle ese mismo amor a los que están aún a nuestro alrededor.”

También queremos compartirles que Amai y Julian recibiron de la parte de la Fundación de Thay una beca para asistir al retiro Respira, Estás Vivo. En el cual tuvieron la dicha de tomar refugio en los cinco entrenamientos y recibiron un nombre de Dharma que dió nuestra Maestra Terri Cortés Vega. Pero las alegrías no terminaron ahí; en los días siguientes contamos en Puebla con la visita de Terri, su esposo Gustavo, Brian Kimmel nuestro amigo de Wake Up Colorado y Christoph Neger de Wake Up Los Tuxtlas.

Pasamos ratos agradables. Comimos, platicamos y caminamos conociendo Puebla. Les contamos sobre la Revolución Mexicana, el fenómeno de la gentrificación en el zócalo, los movimientos estudiantiles y también visitamos la escuela donde Amai hace su servicio social. Ahí Brian les enseñó a los niños algunos movimientos despiertos y Chucho (un amigo de Amai compañero de su servicio) tocó la guitarra para que los niños cantaran “Inhalando-exhalando.”

La verdad caminamos mucho (tal vez hicimos que nuestras visitas caminaran demás) pero estábamos tan contentos que todo queríamos enseñarles, así que Gwendolin, Vane, Amai y Julian parecíamos guías turísticos con datos que no da el gobierno (risas).

Quien guste visitarnos en Puebla es bienvenido :D

Esto también debe interesarte