vivir despiertos

3/5/16 por Barry y Aurelia

Las cinco concienciaciones

Aurelia y Barry, oriundos de Wake Up / Vivir Despiertos Friburgo, comparten con nosotros su aspiración sobre el verdadero amor, la apertura y su compromiso, inspirados en el tercer entrenamiento de la plena consciencia.

Querida familia espiritual,

Hoy hemos tomado «las cinco concienciaciones» con el fin de que nos brinden soporte en nuestra aspiración de construir una vida juntos y ser un hogar y una familia el uno para el otro. Aspiramos a que esta familia y nuestro amor sigan siendo inclusivos, abiertos y acogedores respecto a los demás.

Nos vemos como dos árboles que crecen cerca uno del otro, compartiendo algunas de nuestras raíces y también extendiéndolas en una diversidad de direcciones. Queremos practicar la mirada profunda a fin de ver que un árbol necesita antepasados, el sol y una buena tierra para crecer saludable y feliz. Estamos aprendiendo maneras de nutrir nuestra propia alegría y bienestar y el del otro, y también a estar con nuestro propio sufrimiento, porque sabemos que un árbol también necesita la lluvia para poder crecer.

Estamos agradecidos y conscientes de vivir en un bosque con muchos otros árboles, por lo que creamos y mantenemos espacio para nosotros mismos y para cada uno para estar solo, para estar en la naturaleza y para estar con otros. Apoyamos al otro para que sea él mismo, para que viva su propia vida y para que tenga relaciones profundas, significativas e íntimas con otras personas, para que pueda nutrirse y recibir amor de una multitud de fuentes. De esta manera nos ayudamos uno al otro a tener estabilidad en nosotros mismos y no depender del otro para satisfacer todas nuestras necesidades.

Respetamos las necesidades de cada uno de nosotros, pero no esperamos que el otro nos haga felices, ni lo culparemos de nuestra infelicidad. Del mismo modo, aspiramos a que nuestra felicidad no dependa del hecho de estar juntos para siempre. Somos conscientes de la transitoriedad de todo y que la naturaleza de nuestra relación podría cambiar. Cultivaremos la confianza de que vamos a estar bien el uno sin el otro y que podemos encontrar felicidad y libertad dondequiera que nuestros caminos lleguen a conducirnos. Esto nos da la libertad de estar juntos por amor en lugar de miedo.

Nos damos cuenta de que nuestra unión no es un negocio, y que podemos recibir y aceptar atención, cuidado, ayuda y amor como un regalo del corazón sin sentirnos culpables. La alegría del otro es nuestra alegría.

Cultivamos la libertad respecto de las expectativas que la sociedad tiene de una «pareja» y no encerraremos nuestros corazones y mentes en una imagen de perfección.

No ocultamos cosas el uno del otro intencionalmente, incluso si son difíciles; mantendremos una comunicación abierta y honesta, de modo que este compartir de nuestros corazones pueda continuar profundizando nuestra comprensión y confianza. Queremos ser hermanos y hermanas en el camino, y ayudarnos y apoyarnos mutuamente en el camino y en nuestra aspiración de servir a todos.

Somos conscientes del hecho de que cuando el camino se vuelve fangoso, áspero o estrecho, no siempre es aconsejable caminar tomados de la mano, sino dejar que cada uno encuentre su propio camino y su propia sabiduría, y que caminar separados por un tiempo puede beneficiarnos a nosotros y a todos.

Hoy expresamos de todo corazón que tomamos profundo refugio en la Sangha, el Dharma y el Buda. Sabemos que no podemos hacerlo solos, por nosotros mismos, y que inter-somos con y dependemos del apoyo, nutrimento y ayuda de nuestra comunidad.

Querida familia, nos gustaría pedir humildemente su apoyo y bendición para con nuestro compromiso.

Esto también debe interesarte