vivir despiertos

25/9/14 por Wake Up Singapur

“Ahora puedo sentir la felicidad de la simplicidad” - Reflexiones acerca de Wake Up Singapur

Los miembros principales de Wake Up Singapur comparten sus prácticas y cómo la Sangha cambia sus vidas.

De Rofan:

Mi familia extendida suele comer demasiado. Cada domingo, salimos y compartimos una comida larga y costosa donde probamos los platos de Australia, Italia, Japón, Francia. Crecí gustando y esperando este tipo de comidas, porque éstas significaban un momento para darme un gusto y saciarme con delicias, bebidas y postres. Tener un gran apetito y saber como ser un gourmet es algo que se celebra en mi familia también. Nunca había asociado el placer con comer comidas simples hasta que me uní a la sangha Wake Up. Desde ver como los alimentos son preparados con tanto cariño a través del trabajo de meditación, pasando por mostrar gratitud hacia los alimentos, hasta practicar la alimentación en atención plena, aprendí a apreciar cada bocado y a disfrutar de comer moderadamente así como también otras cosas simples presentes en la vida diaria. Antes devoraba los trozos de carne o el aburi-sushi que habían en mi plato y ahora siento el regocijo de la simplicidad en lo que se ponga frente a mí.

Creo que muchas cosas que se experimentan y sienten están formadas por la percepción. Nuestra percepción está teñida por las tendencias emocionales, energías del hábito, idiosincrasias y "equipajes emocionales". Como dice Thay "cuando se tiene percepción, habrá decepción". Siento que debemos hacer una pausa y pensar con el desapego necesario, antes de llegar una conclusión acerca de nosotros o acerca de los demás. En el pasado, tenía el hábito de culpar ya sea a mí mismo o a los demás cuando percibía un error o un hecho inesperado.

De Hoang:

Tengo el sueño de una comunidad de practicantes de atención plena que viven en armonía con los demás y con la Tierra, un grupo de amigos que se apoyan los unos a los otros en el camino de la compasión, amabilidad, comprensión y sabiduría de modo que podamos contribuir a hacer del mundo un lugar mejor para vivir. Siento que siendo parte de una Sangha, he sido capaz de realizar ese sueño.

A parte de eso, la sangha ha sido una gran fuente de apoyo e inspiración para mí. Cuando me siento triste o sobrepasado por los desafíos en el trabajo, la sangha ha estado ahí, para escucharme, ofrecer su presencia y percepción profunda respecto a mis desafíos, lo que ha sido tremendamente beneficioso para mí. Cuando oigo a alguien que comparte como aplica su práctica a diario, aprendo un poco acerca de él o ella. A veces cuando observo a alguien que se sienta plácidamente, eso nutre mi aspiración de volver al cojín y sentarme. Cuando hacemos una representación o performance durante un retiro, emergen momentos inesperados de creatividad y risas que duran incluso hasta después del retiro, especialmente cuando nos encontramos en circunstancias similares, como despertarnos en la mañana, sentarnos en el tren, dirigiéndonos a nuestro lugar de trabajo, etc. Ser parte de una sangha me ha ayudado en el camino de transformar las semillas poco íntegras dentro de mí, como la ansiedad. Recuerdo que cuando era pequeño, solía ser un estudiante muy competitivo. Intentaba obtener los mejores resultados. Solía caminar o conducir mi bicicleta muy rápidamente de un lugar a otro ya que temía llegar tarde a las lecciones. Recuerdo haber planeado con antelación lo que debía hacer y haber repetido de memoria mis planes cuando estaba haciendo cosas “aburridas” como caminar o estar sentado. Esa energía hábito todavía es muy fuerte en mi interior. Sin embargo, me he vuelto más calmo y más relajado. A veces aún me descubro a mi mismo revisando en mi teléfono las actualizaciones de mis amigos en Facebook mientras voy en el tren, o pensando en los correos electrónicos que debo escribir camino a la oficina. Es bueno que a veces sea capaz de reconocer esos hábitos y a aprender a disfrutar el hecho de estar sentado, de disfrutar cada paso, disfrutar los bellos árboles de rambután cuando camino a la oficina.

Existen muchos otros regalos que he recibido de la práctica con la sangha. No los puedo enumerar aquí pero espero que estos ejemplos ayuden a comprender un poco más acerca de mis experiencias con la sangha.

De Daniel:

Reunión 2.0

A menudo pienso acerca de Wake Up como el movimiento de reuniones 2.0 - una nueva forma para los jóvenes de reunirse. Es un modo bastante diferente de reunirse que trae mucha diversión y que al mismo tiempo es muy saludable y amistosa. En lugar de carne asada y bebidas alcohólicas, tenemos vegetales orgánicos y té. En lugar de música ruidosa y bares llenos de humo, tenemos verdes parques y canciones que inspiran amor y comprensión.

No estamos muy interesados en la próxima tecnología de teléfonos inteligentes. Sin embargo, muchos de nosotros estamos interesados en saber cómo cultivar vegetales. No hablamos mucho acerca de las últimas tendencias de la moda o de cuantos descuentos tenemos este año. En lugar de eso conversamos acerca de cómo ser más felices en la vida y de cómo generar más paz y alegría para nosotros mismos y para la sociedad. En estas reuniones 2.0 podemos ser geniales y meditativos al mismo tiempo.

De Le:

Tengo unas energías hábito de miedo y preocupación muy fuertes (preocupación acerca del futuro y miedo de no ser lo suficientemente buena). Con la práctica y el apoyo de la sangha he aprendido a dejar ir de a poco. Siempre me lo recuerdo a mi misma cuidando del momento presente y haciendo lo mejor que puedo en el momento presente en términos de pensamiento, acción y habla, ya me estoy preparando para el futuro. Gradualmente, he sido capaz de estar más relajada y en paz conmigo misma, mi trabajo y las cosas que me rodean.

Disfruto la práctica con Wake Up Singapur y he sido nutrida por la energía de la sangha. La mayoría de nosotros compartimos los mismos intereses en jardinería, lectura, canto y la realización de cierto tipo de ejercicios. También estamos comprometidos con llevar una vida simple y en atención plena, intentando cuidar de la Tierra. Es muy fácil compartir experiencias y aprender de los demás en nuestra Sangha. Actualmente estoy trabajando en una universidad, así que mis experiencias con Wake Up me han ayudado a relacionarme con mis estudiantes de mejor manera.

Esto también debe interesarte