vivir despiertos

29/6/16 por Monásticos del monasterio Blue Cliff

El desapego, la despreocupación y qué pasará cuando Thich Nhat Hanh muera

¿Cuál es la diferencia entre desapego y despreocupación?

Hermano Ngo Khong: Yo he experimentado desapego y despreocupación en mi vida. A menudo me han dicho que soy despreocupado mientras yo pienso que soy tranquilo. Yo tengo cierta distancia que me permite no sentir dolor cuando otros me han ofendido. ¿Cuál es la diferencia entre serenidad e indiferencia?

Pienso que es una cosa sensible y ésa es la práctica. ¿Dónde está el punto entre la inhalación y la exhalación, estos dos opuestos? Para encontrar la conexión de los dos, ambos son esenciales en nuestra vida. Tenemos que ser desapegados y a veces no preocuparnos, de lo contrario nos podemos sentir abrumados cuando nos dejamos afectar demasiado por las relaciones y los temas del mundo. Podemos sufrir mucho si no sabemos como desapegarnos de ellos. Por otra parte, queremos estar conectados.

Es una cuestión de ¿cómo mantener las cosas y estar conectado, cuándo es el momento de dejarlas ir y si soy capaz de hacerlo? A menudo nos apegamos a las cosas que sentimos como placenteras y rechazamos las que sentimos como desagradables. Si cambiamos nuestro punto de vista a este respecto, podemos superar la cuestión de “o esto o lo otro”. ¿Debería yo ser esto o lo otro y cómo puedo ser esto y lo otro?

Tú desarrollas una mente serena al parar, calmarte y ver que ambas cosas son necesarias siempre. Por ejemplo, la felicidad verdadera no es estar feliz todo el tiempo. La verdadera felicidad es estar consciente de mi sufrimiento y aún así mantener cierta felicidad.

Yo tengo una imagen que me funciona muy bien. Si veo la felicidad y el sufrimiento como dos niños, digamos que yo soy la madre. Yo los tomo de la mano y camino por el mundo. Este niño, que yo llamo Felicidad, se la pasa tirando de mi mano y dice, “¡ahí hay un carrusel! ¡Oh, mira, helado! ¡Qué emoción, estoy feliz!” Siempre me está tirando del brazo, pero está el otro niño en mi mano izquierda llamado sufrimiento. Me está halando también y está sentado en el suelo llorando. “Estoy muy triste. No quiero helado”. Así es que tenemos un niño que nos hala para un lado y otro que nos retiene. Como madre te sientes dividida. ¿Qué haces?

Podemos dejar a uno de los dos o ponerle atención a uno de los dos y olvidarnos del otro y que sufra o que sea feliz. ¿Dirijo mi atención hacia la felicidad o hacia el sufrimiento? Para nosotros es importante ser la madre que mantiene el equilibrio y da amor, cuidado y presencia a ambos niños. Simplemente estando ahí.

Podemos desarrollar estas cualidades humanas de amor y cuidado. Tendemos a olvidar cuando decimos esto o lo otro; luego perdemos la cualidad humana del sentido común y ponemos el amor en otra cosa porque es una decisión que debemos tomar. ¿Debo ser desapegado o no me debe importar? ¿Debo estar conectado y qué es bueno para mí? Abramos el corazón, veamos a la gente con emociones y necesidades y estemos ahí para ellos. Siendo madre de dos niños diferentes y caminando con ellos.

Tener esta imagen e pensar en ella me calma porque soy consciente de que en mí hay felicidad y sufrimiento. A veces el niño felicidad tiene 70% de felicidad, pero el niño sufrimiento tiene 30% de sufrimiento. Así es que nunca me arrastrará la felicidad y estaré súper emocionado. Estar en contacto con ambos es el camino del medio.

¿Qué pasará cuando Thich Nhat Hanh muera?

Hermano Ngo Khong: Es una pregunta divertida con una respuesta divertida. ¿Qué pasa con la Sangha después de la muerte de Thay? Alguna vez dije, “si alguien tomará su trono, no tenemos a nadie pero tenemos formularios de aplicación en la mesa. Así es que si te sientes competente, por favor diligencia el formulario y haremos la selección”.

(todos se ríen)

Claro que no. Ahora en serio, de acuerdo con nuestra perspectiva de visión e inter-ser, nosotros somos la continuación de Thay. Thay ha enseñado todos estos años para continuar el tesoro de práctica y entendimiento de que todos estamos interrelacionados. Decimos “Tú eres, por consiguiente yo soy”. “Yo soy, por consiguiente tú eres”. Esto es ya que eso es y eso incluye que somos la continuación. No tenemos que preguntarnos, “¿Quién será la continuación o es que no continuará? No será ni lo uno ni lo otro y tampoco será.

Brother Phap Khong: Tendríamos que presentar el Dharma de una nueva manera. Thay usa una imagen de los gusanos de seda que me gusta mucho. Ellos comen hojas de mora, las digieren y producen seda. De la misma manera, cuando nos encontramos con el Dharma, debemos practicar de tal manera que digerimos las hojas de mora, que es el método de nuestra práctica y nuestra experiencia del Dharma. Tenemos que producir la seda, no las hojas de mora muertas que masticamos.

Las hojas tienen menos valor antes de que nos volvemos seda. Ésta es la parte en donde tenemos que añadir cosas nuevas. Estaba hablando con una persona que estudia estadística. Cuando estaba en la universidad, me encantaba la estadística. La fórmula es difícil de recordar, pero de cualquier forma la materia como muestra de estudio de un grupo me interesaba. Yo pensaba que algún día daría una charla de Dharma sobre estadística, comportamiento de grupo y acción (todos se ríen).

Hay una ciencia de comportamiento de grupo en las cuestiones de estadística. Existe una nueva forma de presentar el Dharma y esto mantiene nuestro interés. Tenemos retiros para veteranos, profesionales de la salud y gente con diversidad étnica. Hay necesidad de que la sociedad se encuentre con el Dharma. El grupo de Wake Up tiene un rol en la presentación de una nueva forma de Dharma.

Transcrito del Panel de preguntas & respuestas con monjes durante un retiro de Wake Up en el monasterio Blue Cliff en junio 2015.

Esto también debe interesarte